El gobierno lanzó este miércoles el programa Cobijar 2017 e hizo entrega de aportes por más de 1 millón de pesos a emprendedores sociales, en un acto del que participó el gobernador Gustavo Bordet. “Donde hay una necesidad, hay un derecho, y ahí tiene que estar el Estado”, dijo el mandatario en la oportunidad y señaló que “a estos programas de la economía social estamos dispuestos, no solamente a cumplirlos, sino a profundizarlos”.

En el acto, que se desarrolló en el salón de la Vieja Usina, estuvieron presentes el intendente de Paraná, Sergio Varisco; la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta; legisladores nacionales y provinciales; presidentes comunales de otras localidades y representantes de organizaciones sociales.

Se firmó además el convenio con la municipalidad de Paraná, por el cual ésta se compromete a comprar frazadas a las cooperativas textiles y talleres, habilitados a través del registro de efectores de la economía social de Entre Ríos. En cuanto a la entrega de aportes, se desarrolló en el marco de los programas Microcréditos, Integral de Comercialización y Crédito Joven.

Cabe señalar que las frazadas del plan Cobijar se confeccionan en 15 talleres textiles que están distribuidos en la provincia y son fabricadas por 90 mujeres. El gobierno adquiere estas frazadas a esos talleres para destinar a las familias más vulnerables y se les pide a los municipios de más de 10.000 habitantes que también compren a estos talleres.

El gobernador Bordet agradeció especialmente la presencia de los presidentes comunales. “Es muy importante poder compartir con los municipios este criterio de que al superar los 10.000 habitantes también se comprometan los intendentes a adquirir frazadas con los fondos de las arcas municipales”, indicó.

Luego agradeció la presencia de legisladores “por el apoyo legislativo que necesitamos para llevar adelante este programa. Sin el entendimiento de todos los bloques en la Legislatura, no podríamos proponer estos programas que tienden a fortalecer y generar un círculo virtuoso de quienes llevan adelante el emprendimiento y los beneficiarios del mismo”.

“A veces no se entiende desde algunos organismos de control por qué se emplea este sistema de contratar con cooperativas, con talleres, con lo que se llama el asociativismo, porque hay una norma que establece que hay que llamar a licitación; pero justamente no queremos que la ganancia quede en una empresa, sino que ese margen tiene que tener una finalidad social para el que se anima a enfrentar por cuenta por propia, para el que se anima a arriesgar, para el que tiene dignidad para trabajar y llevar el sustento a su familia. Son conceptos sociales, no es la letra fría de una disposición”, subrayó.

En ese marco, señaló que “a estos programas de la economía social estamos dispuestos, no solamente a cumplirlos, sino a profundizarlos, a poder avanzar sistemáticamente a muchos más beneficiarios y para lograr que haya muchos más emprendedores que puedan generar el sostén de su familia a través del fruto de su trabajo”.

Más adelante, dijo que se observa “un deterioro en el salario real, y también vemos un deterioro en la composición social de nuestros núcleos urbanos, pero tampoco nos toca ser comentaristas de esta realidad o espectadores, sino que tenemos que protagonizarla desde el gobierno provincial, las intendencias. No podemos agotarnos en un diagnóstico o en la crítica fácil. Tenemos que salir a proponer que justamente cuando hay más dificultades hay que tener más programas de esta naturaleza para poder llegar a más familias que los están necesitando y que quizás antes no y ahora sí”.

“Hay que ampliar estos programas que traen dignidad”, dijo el mandatario y agregó: “Entendemos las políticas sociales como las formas de llegar a un universo en condiciones involuntarias, no focalizadas y no al libre arbitrio de quienes tienen la facultad de otorgar el beneficio. Donde hay necesidad, hay un derecho, y ahí hay que estar llegando a ese universo, sin sesgo de que tenga determinada orientación política. Son prácticas que hay que desterrarlas definitivamente en nuestra provincia”, insistió.

En ese marco, Bordet aseguró que “se trabaja sobre un base sólida de dar dignidad a tantas familias que requieren de una ayuda” y destacó la “excelente calidad de los elementos que se entregan, que hay que llevar adelante, porque llegar con algo tan esencial, tan elemental como un abrigo, puede generar que -en épocas de enfermedades respiratorias y en las que tenemos que evitar fatalidades- el Estado esté presente”.

Aseguró luego que “el Estado tiene un rol insustituible en material social. La justicia social tiene que venir del Estado. No viene desde los mercados. Es el Estado el que tiene que llegar a los sectores más vulnerables de la población. Es nuestra obligación hacerlo y por eso estamos llevando adelante actividades de esta naturaleza. Lo seguiremos desarrollando en el futuro porque tenemos el convencimiento de que mientras tengamos un pueblo donde haya igualdad de oportunidades, donde se respeten los derechos más elementales de sus habitantes y donde tengamos un pueblo que esté integrado y cohesionado, sin lugar a dudas, empezaremos recién a tener la provincia que merecemos todos los entrerrianos”.

Precisiones sobre los programas

Por su parte, la ministra Stratta señaló que “hoy estamos realizando el lanzamiento formal del programa Cobijar, porque ya se está distribuyendo y ejecutando desde hace aproximadamente un mes a lo largo y ancho de la provincia. Pero hacemos el lanzamiento en Paraná para que todos los vecinos conozcan este programa, que además de entregar frazadas a las familias más vulnerables, tiene la particularidad de que a esas frazadas las producen manos entrerrianas. Son 90 mujeres que trabajan asociadamente en cooperativas textiles que están dispersas en toda la provincia”.

Además, precisó en cuanto a la entrega de aportes y créditos, que se realiza en el marco de tres programas dependiente de la Secretaría de Economía Social: “De Microcréditos, para aquellos emprendedores que quieren seguir creciendo y necesitan el acompañamiento del Estado para cumplir ese sueño de autosustentarse; de Crédito Joven, para aquellos que han finalizado sus carreras técnicas y universitarias y que también necesitan del Estado para abrirse las puertas al mundo del trabajo; y por último aportes del Programa Integral de Comercialización, para que los emprendedores puedan remodelar y refaccionar sus espacios productivos o de venta”.

Hizo notar que “hace casi cinco años se sancionó en la provincia la Ley de Economía Social de la que participé de la autoría, y me tocó defenderla en la Cámara de Diputados ante mis pares. En ese momento, además de hablar del alcance, lo significativo es lo avanzada que era la ley, porque creaba el Fondo de la Economía Social, el Registro de Efectores, y hoy no estaríamos acá si el Estado no pudiera realizar compras directas a efectores. Esto es posible porque hay un gobernador, que fortalece en hechos y acciones concretas a la Economía Social y que cree en los saberes y habilidades de los emprendedores, en sus ganas y compromiso”.

Fuente | Ministerio de Cultura y Comunicación

Share this post on: